La inquisición española

La inquisición española fue una constitución creada en 1478 por orden de los Reyes Católicos (Fernando e Isabel) para mantener la religión católica en todos sus reinos, todo este tribunal de la inquisición estaba bajo el control de la monarquía.

El fin de la inquisición no llego a su fin hasta 1184 durante el reinado de Isabel II, aunque su fin fue aprobado en las Cortes de Cádiz en 1812 con mayoría absoluta, la Inquisición, como tribunal eclesiástico, sólo tenía competencia sobre cristianos bautizados. Durante la mayor parte de su historia, sin embargo, al no existir libertad de culto ni en España ni en sus territorios dependientes, su jurisdicción se extendió a la práctica totalidad de los súbditos del rey de España.

Causas

El establecimiento de la unidad religiosa. Puesto que el objetivo de los Reyes Católicos era la creación de una maquinaria estatal eficiente, una de sus prioridades era lograr la unidad religiosa. Además, la Inquisición permitía a la monarquía intervenir activamente en asuntos religiosos, sin la intermediación.

Debilitar la oposición política local: La los Reyes Católicos. Ciertamente, muchos de los que en la Corona de Aragón se resistieron a la implantación de la Inquisición lo hicieron invocando los fueros propios.

Acabar con la poderosa minoría conversadora: En el reino de Aragón fueron procesados miembros de familias influyentes, como Santa Fe, Santángel, Caballería y Sánchez. Esto se contradice, sin embargo, con el hecho de que el propio Fernando continuase contando en su administración con numerosos conversos.

Financiación económica: Puesto que una de las medidas que se tomaba con los procesados era la confiscación de sus bienes, no puede descartarse esa posibilidad.

Métodos de Tortura

Los grilletes: Este método es utilizado desde la época bien antigua conociéndose casos en el antiguo egipcio, consistía en tener colgado por los brazos o las muñecas a los presos, por medio de unas cadenas finalizadas con unas argollas las victimas podian estar durante un periodo largo de tiempo.

Collar penal y “la cometa del obispo”: Hay muchos tipos de ataduras que ligan a personas a pesos inhumanos: tobilleras, muñequeras, cinturones, collares …… el condenado debería estar en esta situación durante un periodo largo de tiempo.

La mordaza o barbero de hierro: Consistia en callar los gritos de los presos para no interrumpir la conversacion de los verdugos, era un hierro que estaba en el interior de un aro que se les metía a los presos en la boca y que tenia un collar que se aseguraba al cuello, tenia un agujero por donde pasaba el aire pero alguna vez se le podía tapar y matar al preso por asfixia.

Las armas o instrumentos del carcelero: Las armas para carceleros se distinguen de las armas militares porque no son adecuadas para la guerra, ya que los enemigos van provistos de corazas y armados, pero son muy útiles para controlar la turba de prisioneros semidesnudos, evidentemente desarmados.

Pinzas, tenazas y cizallas:Se utilizaban al “rojo vivo”, aunque también frías para lacerar o arrancar cualquier miembro del cuerpo humano, y eran otro elemento básico más entre las herramientas de todo verdugo.

Látigos: Se utilizaban de diferentes tamaños para que podrían lisiar cualquier parte del cuerpo de un solo golpe y también los habían más pequeños que con cuatro o cinco golpes podían obtener el mismo resultado, el látigo de desollar se empapaba en una solución de sal y azufre disueltos en agua antes de utilizarlo, lo que unido a sus estrellas lo convertían en una herramienta destructiva y muy útil para el torturado.

EL POTRO

Las victimas eran colocadas encima de una tabla en la que eran colocados atándolos de pies y manos en cada extremo, de está forma se les comenzaba a estirar hasta des encajarles las extremidades era utilizado especialmente en hombres.

LA TORMENTA DE AGUA

En este método las victimas tenian que beber agua de forma convulsiva en las que normalmente el verdugo se valía de un embudo para hacer ingerir el agua lo que hacía que las victimas sufrían de asfixia y que su estomago sufriera explosión de su estomago debido a la cantidad de agua ingerida.

LA GARRUCHA

Era uno de los métodos mas utilizados, al prisionero se le ataban las manos a la espalda colocarle un gran peso en los pies y se le colgaba de una polea para luego ponerlo lo mas arriba posible soltando la cuerda haciendo que cayera desde una altura considerable lo que hacia que se dislocaran alguna parte del cuerpo en dicha caída.

CUNA DE JUDAS

Era muy parecida a La Garrucha pero más violenta, en esta también ataban a las victimas a una polea y las dejaban caer pero en este caso los dejaban caer sobre una superficie puntiaguda para que se les clavara en el estomago o en cualquier parte del cuerpo.

LA RUEDA

Esta era utilizada de diferentes manera la primera era atando a todo el preso a esta para después los verdugos lo gopeaban con piezas de hierro muy calientes o por lo contrario se dedicaban a mutilarlos.

La segunda manera de la que era utilizado este método era colocar alguna parte del cuerpo a la rueda y hacer girar esta hasta que esa extremidad se rompiera.

LA DONCELLA DE HIERRO

Era una especie de ataud forrado de pinchos de hierro por las paredes de su interior se ecerraba al preso allí dentro derrando la puerta y así los hierros se clavaban en el cuerpo de la victima a veces se añadía la fustigación a la victima.

LA SIERRA

Este método se utilizaba para cortar a las victimas por la mitad las victimas debían de haber cometido un crimen muy gordo contra la iglesia, solían colocar a la victima hacia abajo para que siguera llegando oxigeno al cerebro permitiendoles estar conscientes durante la tortura.

TOMÁS DE TORQUEMADA

Tomás de Torquemada fue un presbítero dominico castellano, confesor de la reina Isabel la Católica y primer inquisidor general de Castilla y Aragón en el siglo XV, inició el mayor periodo de persecución a los judios conversos, entre 1480 a 1530.

Torquemada fue nombrado por el papa Inocencio VIII “Inquisidor General del Principado de Cataluña, de la ciudad y del obispado de Barcelona”, pero se encontró co el rechazo de la población negándose a prestar el juramento que les pedía el inquisidor.

La posterior extensión de su poder efectivo sobre la Corona de Aragón fue facilitada por el asesinato del inquisidor Pedro de Arbués en 1485 en Zaragoza, atribuido por las autoridades a una comunidad de herejes y judíos. Tras la gran repercusión social de este asesinato, la población comenzó a colaborar con el papado.

Final de la Santa Inquisición

La Inquisición fue abolida por Napoleón mediante los decretos de Chamartínde diciembre de 1808, por lo que no existió durante el reinado de José I, los diputados liberales de las Cortes de Cádiz aprobaron también su abolición, en buena medida impulsados por el sentimiento de rechazo que había generado la condena del Santo Oficio a la sublevación popular contra la invasión francesa. Sin embargo, fue brevemente restaurada cuando Fernando VII recuperó el trono el 1 de julio de 1814, y luego de nuevo abolida durante el Trienio liberal.

La Inquisición fue definitivamente abolida el 15 de julio de 1834 por un Real Decreto firmado por la regente María Cristina de Borbón, durante la minoría de edad de Isabel II y a propuesta del Presidente del Consejo de Ministros el liberal moderado Francisco Martínez de la Rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s