H. H. Holmes

Herman Webster Mudgett que mas tarde seria conocido por el nombre de H. H. Holmes nació el 16 de Mayo de 1861 en Gilmanton (Estados Unidos) era farmacéutico aunque paso a la historia por ser un asesino en serie que llego a confesar veintisiete asesinatos y cincuenta intentos de asesinato aunque con el paso del tiempo y con las nuevas investigaciones se creé que el numero de asesinatos que cometio puede llegar a ser de unos 300.

Sus crímenes se centraban en la ciudad de chicago donde gracias al hotel que construyo el cual fue bautizado como el nombre de “Hotel de los Horrores” donde pudo realizar la mayoría de sus crímenes gracias a las trampas, pasadizos que habia colocado estratégicamente cuando lo había echo.

La vida de H. H. Holmes

Las personas más cercanas a el decían que era un niño problemático e incluso aislado que llegaba a manifestar sin apuro alguno cierta brutalidad contra los niños más pequeños que el y los animales, en el colegio se solian meter con el los compañeros de clase como dato curioso a esto deberiamos recalcar que una de esas bromas consistía en obligarle a tocar un esqueleto, el típico que tenemos en la clase de anatomía, pero para sorpresa de Herman esto en vez de asustarlo hizo todo lo contario le fascino.

Termino sus estudios en 1884 lo que hizo que se enredara a todas las clases de negocios problemáticos que no podemos imaginar pudiendo destacar los siguientes robaba cadáveres de la universidad para experimentar con ellos y para defraudar a las compañías de seguros.

Las aspiraciones de Holmes siempre fueron la construcción de un hotel por lo que pensó que seria una gran idea aprovechar que en la ciudad habia una exposición donde podría invertir el dinero que el tenía después del fallecimiento de su esposa y asi con el tiempo comprarse un solar cerca de la farmacia, de la que era dueño, y construir su hotel allí.

Después de construirlo que no fue fácil ya que contrataba a empresas cada dos por tres porque las solía despedir y de que estafara a la gente no pagándoles por lo que pasaba algunos dias en los calabozos logro terminar el hotel que constaba de tres plantas, 60 habitaciones, un sótano y 51 puertas, a esto debemos sumarle, porque lo tenía todo bien pensado, que tenia cientos de trampas, escaleras que no tenían un destino fijo, habitaciones sin ventanas al exterior, laberintos y pasillos ocultos logrando tener a los clientes de su hotel bajo total vigilancia.

Cuando Holmes mataba a alguien se serbia de unos toboganes y un montacargas que iban a parar a una bodegas donde incineraba a los cadáveres guardando sus cenizas en un nos lugares donde habia cal viva pero no solo hacia esto sino que se había vuelto todo un experto tambien en torturar a sus victimas una de las mas famosas habitaciones del hotel era llamada por el “El calabozo”.

El fin de H. H. Holmes

Al notar que sus beneficios habían incrementado una bajada importante solo se le ocurrió incendiar el piso de arriba con la genial idea de cobrar el seguro pero esto hizo que cometiera un fallo por lo que fue destapado todo asi que no le quedo mas remedio que huir a Texas donde empezó de nuevo con sus engaños hasta que la policía dio con él y lo detuvo llevándolo a prisión.

Pero esto no fue su fin logro salir de la cárcel organizando lo que se podría decir su ultima estafa, esta vez iría a por Benjamín Pitezel alguien en quien un principio quiso contar como cómplice, la idea era perfecta este señor contrataría un seguro de vida para después hacerle creer a la aseguradora que había muerto enseñándole un cadaver anónimo con la cara desfigurada una vez esto saliera como lo tenía planeado la mujer cobraría una parte y el otra.

Pero como tenía aires de grandeza y quería todo el dinero para él termino por decidir matar a su cómplice de verdad haciendo exactamente lo mismo tiempo después con su esposa y sus hijos, pero volvió a cometer otro error ya que su antiguo compañero de celda lo denuncio por estafar a una compañía de seguros esto era porque Holmes le había dejado dinero a deber y como sabia que no tenía intención de devolvérselo lo traiciono.

Por lo que se abrió una investigación y fue entonces cuando descubrieron todo no solo que habia estado estafando o cometido fraudes si no que se habia cambiado de identidad y que habia cometido asesinatos algo que dejo perplejos a los investigadores la policía llego hacer un recuento que consistía en 200 muertos pero que él de todos esos solo reconoció 27 durante los interrogatorios que le hicieron.

El juicio se celebro en octubre de 1895 y tuvo una duración de seis dias, como no quiso ser defendido tuvo que hacer de su propio abogado pero pese a sus alegatos y testimonios que dijo durante el juicio no le sirvieron asi que fue condenado a morir en la horca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s